En el Blog

Más niñas y mujeres en la Ciencia

Debemos impulsar una mayor participación de niñas y mujeres en ámbitos científicos y técnicos.

Hace unos días, el 11 de febrero, celebramos el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, declarado así por la Asamblea General de las Naciones y la Unesco, iniciativa que pretende impulsar la creación de referentes femeninos en la tecnología y en la ciencia y visibilizar el trabajo de las mujeres que se dedican a las áreas STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics).

 

La brecha de género en la comunidad científica constituye una realidad a nivel mundial. En la actualidad, menos de un tercio del personal investigador son mujeres, tienen menos medios para publicar, las remuneraciones de sus publicaciones son inferiores a los hombres, sus carreras profesionales se ven, muchas veces, paralizadas o no avanzan al mismo ritmo que la de los varones y tienen más dificultades para alcanzar determinados puestos y categorías laborales. Esto sucede, sobre todo, porque las tareas de cuidados de niños y niñas, personas mayores y dependientes siguen recayendo mayoritariamente sobre las mujeres.

 

Por eso, este día nos ofrece la oportunidad de apoyar a niñas y mujeres para que tomen conciencia de que su talento, innovación y creatividad, y contribuir así al desarrollo de todos los sectores socioeconómicos aportando nuevos enfoques y perspectivas. Consecuentemente, debemos reconocer el papel de las mujeres y las niñas en la ciencia, no sólo como beneficiarias, sino también como agentes de cambio.

 

 Para ello, es muy importante, con la ayuda de la educación, derribar los estereotipos y prejuicios de género y que se visualicen, desde la infancia, las experiencias y trabajos de ingenieras, científicas e investigadoras, que son referentes en nuestro país y en todo el mundo. Hace falta diseñar desde el Estado, involucrando a instituciones privadas, una estrategia para aumentar el número de mujeres en sectores científicos y tecnológicos, lo que requiere un cambio en las culturas organizativas que propicie el avance de sus carreras profesionales.

 

El objetivo final es utilizar la ciencia, la innovación y la tecnología para ayudar a empoderar a las mujeres y a las niñas, que a su vez, deben ser motores de cambio y progreso. Evidentemente, la igualdad entre los géneros y este empoderamiento de las mujeres y las niñas contribuirán decisivamente a un desarrollo socioeconómico más justo y sostenible.

(Visited 182 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,494 Suscriptores

Más temas ...

Share