En el Blog

María Teresa Fernández de la Vega, la fuerza de las ideas

Vino, vio y convenció. Así, como es ella: una personalidad fuerte con apariencia frágil; una mujer curtida en el trabajo y el combate político y a la vez próxima y emotiva. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, levanta pasiones. Sobre todo entre las mujeres. Por alguna razón que sólo puede tener que ver con su rigor en la gestión, su reivindicación nítida de los valores de la izquierda y su tenacidad, se ha convertido en el punto de mira de esta derecha, carcamal, machista y cavernaria que nos toca sufrir. Por algo será. La serenidad con la que responde a los ataques y los improperios que le dirigen tiene la virtud de descolocar más aún a esos ministros de la manipulación y la demagogia.

En muy poco tiempo, María Teresa Fernández de la Vega se ha convertido en un referente que genera confianza en el electorado. La radicalidad de sus principios contrasta con la moderación y la sencillez con que los expresa. Su fortaleza nace de la seguridad y la convicción en sus ideas y no del puro ejercicio del poder, que tiene  mucho. Y eso se nota. La gente lo percibe y lo agradece.

Sus palabras no suenan a hueco, como las de muchos políticos que recurren al porexpán para rellenar el vacío de sus intervenciones. María Teresa Fernández de la Vega añade valor al gobierno de Zapatero. No es sólo la expresión de la ascendente influencia de las mujeres en el espacio público. La vicepresidenta significa por sí misma, le da a la gestión del gobierno y a su pedagogía el valor del compromiso y el anclaje necesario para actualizar los valores de la igualdad y la libertad que siguen vigentes hoy en día. Sin exageraciones verbales ni artificios mediáticos, María Teresa Fernández de la Vega, que confirma sin problemas su feminismo, se ha convertido en la piedra angular del proyecto político del presidente del gobierno. Lejos de autocomplacencias, a la vez que explica los avances en materia de igualdad y políticas sociales de su gestión, es capaz de situar nuevos retos y describir los riesgos a los que nos enfrentamos. Y por eso, afirma con un orgullo poco disimulado que las mujeres son mayoría en las universidades y que sus expedientes académicos son mejores que los de los hombres, a la vez que denuncia, con notable enfado, la proletarización de las mujeres, que ocupan los puestos de trabajo menos cualificados y peor remunerados.

Este 23 de abril, Sant Jordi, la sala de actos de la UGT de Catalunya se quedó pequeña. Nunca antes tanta gente había escuchado con tanta atención las palabras de un político en el sindicato. Pero nunca antes, nadie nos había dicho que seríamos su fuerza cuando llegaran los malos momentos.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,497 Suscriptores

Más temas ...

No matar al mensajero

Un periodista debe buscar la información allí donde sea necesario y muchos de los mejores ejemplos del periodismo de investigación

Leer +
Share