En el Blog

Las jornadas laborales interminables matan

Cada año fallecen cientos de miles de personas en el mundo por causas asociadas al exceso de horas de trabajo. 

745.000 trabajadores y trabajadoras murieron en el mundo en 2016 por accidentes cerebrovasculares y cardiopatía isquémica provocados por las largas jornadas laborales, según un estudio de la OMS y la OIT. Desde el año 2000, las muertes por cardiopatía isquemática debida a la jornada laboral ha aumentado un 42%, y el incremento de las muertes por accidente cardiovascular ha sido de un 19%.

 

Las consecuencias de ‘echarle más horas que el reloj’

 

El Informe indica que el 36,1% de la fuerza laboral mundial trabaja más de 48 horas semanales, siendo esto más común entre los hombres que entre las mujeres y que este exceso de jornada está relacionado con los efectos crónicos de la fatiga, que pueden provocar enfermedades cardiovasculares y problemas de salud mental como ansiedad, depresión y trastornos del sueño.

 

Las jornadas de más de 55 horas son comunes y es el factor de riesgo que más contribuye a aumentar la carga de enfermedades de origen laboral. La Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales, establece que aquel riesgo que no se pueda evitar debe ser evaluado. La inspección de trabajo debe poder garantizar el cumplimiento de la normativa vigente en las empresas. Como dije hace unos días, es esencial dotar a la Inspección de mayores recursos humanos y materiales para que pueda desempeñar su labor con solvencia.

 

Durante el s. XXI las largas jornadas laborales se generalizaron, en lugar de reducirse, en buena parte por los avances tecnológicos. Es evidente que el derecho a la desconexión no se está respetando. La conectividad permanente de los dispositivos no debe ser sinónimo de disponibilidad permanente. Todo ello se ha agravado en esta pandemia en la que el teletrabajo se ha extendido, y en la que muchísimos trabajadores/as tienen que trabajar en tiempo libre.

 

Jornadas más justas para trabajos más seguros

 

El incremento generalizado del tiempo de trabajo va ligado intrínsecamente a la siniestralidad laboral. En 2020 fallecieron 708 personas por accidente laboral en nuestro país, siendo la primera causa de estos fallecimientos los infartos y derrames cerebrales con 228 muertes, directamente relacionados con la presencia de riesgos psicosociales en los lugares de trabajo. La fórmula está clara: A más horas, más estrés.

 

Desde UGT creemos que hay que avanzar hacia la reducción del tiempo de trabajo, hasta las 32 horas. La reducción será beneficiosa para la sociedad, reduciendo el desempleo, favoreciendo la conciliación y mejorando la calidad de vida de la población, evitando muchas muertes en entornos laborales.

(Visited 277 times, 1 visits today)
Share
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on print

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,426 Suscriptores

Más temas ...

Share