En el Blog

El futuro del trabajo que queremos

Hoy he tenido la oportunidad de participar en la sesión de apertura de la Conferencia Nacional Tripartita sobre el futuro del trabajo que queremos, organizado por la Organización Internacional del Trabajo en colaboración con el Ministerio de Empleo, las patronales CEOE y CEPYME, y los sindicatos CCOO y UGT, y que contó con la intervención de su majestad Felipe VI.

Y quiero aprovechar para exponer en mi blog la que ha sido mi intervención en este encuentro para trasladaros la visión de UGT sobre el futuro del trabajo y el trabajo que queremos.

Antes de plantear algunas ideas y reflexiones sobre el tema que trata esta conferencia, me gustaría poner en valor la decisión de la OIT de llevar a cabo esta iniciativa sobre el futuro del trabajo, que ha puesto y pondrá al trabajo y al modelo de trabajo en el centro del debate público a nivel mundial hasta, por lo menos, la Conferencia Internacional del Trabajo del año 2019, año en el que celebremos el centenario de la OIT. .

Iniciativas como esta, que invitan al análisis, a la reflexión, la discusión y al diálogo sobre los efectos de los desarrollos tecnológicos, las innovaciones en tecnología y la economía digital en un mundo del trabajo globalizado, son importantísimas. Seguramente son estos asuntos los más importantes a los que nos enfrentamos los que aquí estamos.

Sobre todo, por tres motivos:

  • Porque sirve para tomar conciencia de los efectos que la denominada “revolución tecnológica” conlleva sobre el empleo y la cohesión social.
  • Porque sirve para decidir si ese es el modelo de sociedad que queremos en el futuro.
  • Y porque, si decidimos que ese no es el modelo de sociedad que queremos, nos ayuda a poner sobre la mesa las medidas necesarias para evitar sus efectos más perjudiciales.

Por todo ello, la UGT da la bienvenida a este tipo de iniciativas que seguirá impulsando también en el seno interno de la organización, para reflexionar y prepararla para los retos de un futuro cada vez más presente.

EL PROGRESO TECNOLÓGICO TRANSFORMARÁ EL MUNDO DEL TRABAJO

Que la confluencia del desarrollo de la digitalización, de la robotización, de la inteligencia artificial, la biotecnología, internet, el big data, etc. transformará el mundo del trabajo, es evidente.

Es más, ya estamos viendo cómo lo está cambiando y no sin problemas. Por ejemplo:

  • Podría citar casos de multinacionales que aprovechan la deslocalización parcial en diferentes países.
  • Venimos desde hace unos años observando cómo las empresas (debido a la facilidad de fragmentar su producción) están intensificando la utilización de contratas, subcontratas y autónomos o profesionales liberales de cualquier parte del mundo, como parte de su cadena de producción o suministro a nivel mundial. Y cómo esta organización del trabajoestá suponiendo una mayor precarización de las relaciones laborales, salarios más reducidos y peores condiciones de trabajo.

Además, hace que sea imposible vigilar si una subcontrata de la india por ejemplo, que forma parte de la cadena de suministro de una multinacional de origen español, cumple con unas condiciones de trabajo decentes, si paga a sus trabajadores un salario digno o si cumple con las normas mínimas de seguridad y salud laboral.

  • También vemos cómo la búsqueda de una mayor flexibilidad de los trabajadores o la pretensión de que el trabajador esté permanentemente a disposición de la empresa, están produciendo un aumento de la incertidumbre e inestabilidad en el empleo, la ausencia de conciliación de la vida laboral y la privada o familiar y evidentes riesgos para la salud de los trabajadores, entre otros efectos.
  • Y cómo la aparición de nuevos modelos de negocio que se basan en la prestación de servicios a través de plataformas digitales, con trabajadores a los que no se les aplica la normativa laboral, está conllevando la desregulación de la relaciones laborales y en consecuencia la desprotección laboral y social de estos trabajadores.

Todos estos problemas ya los estamos viviendo hoy.

Pero ¿cómo va a cambiar el mundo del trabajo y las relaciones laborales en el futuro?

Pues aquí nos movemos en el terreno de las predicciones. Pero incluso los expertos más optimistas no pintan un futuro del trabajo muy “sensible”, especialmente en el corto plazo.

Así por ejemplo, se nos dice por una gran parte de los expertos, que como consecuencia de este progreso tecnológico:

  • se perderán millones de empleos en todo el mundo.
  • un porcentaje muy elevado de ocupaciones dejarán de existir.
  • empeorarán las condiciones de trabajo (habrá trabajadores sin horarios, sin calendario laboral).
  • se incrementarán los trabajadores pobres.
  • habrá ciudadanos que no tendrán ninguna posibilidad de encontrar empleo.
  • Y por si fuera poco, según algunos de estos expertos, también se nos dice que la riqueza que se derive del progreso digital corre el riesgo de quedar en manos de unas pocas personas y no revertir en el conjunto de la sociedad (por cierto, que esto último, más que un riesgo ya es una realidad).

Si esto llegara a ser así, si el futuro del trabajo que nos espera fuera tal y como predicen algunos de estos expertos, -y claro, si no hacemos nada por evitar su impacto- podríamos estar ante la desaparición de nuestro modelo social y de derecho tal y como lo conocemos.

Y esto no es una afirmación exagerada, llovería sobre mojado. Porque estos efectos que se vaticinan en el corto plazo (15-20 años) caerían como una losa sobre un mercado de trabajo ya muy debilitado por las últimas reformas laborales(elevada tasa de desempleo, de paro juvenil, parados de larga duración, alta tasa de temporalidad y parcialidad involuntaria).

NO QUEREMOS ESE FUTURO DEL TRABAJO

La Unión General de Trabajadores no quiere ese futuro del trabajo.

No queremos un futuro gobernado por la mercantilización del trabajo, por el desempleo, la precariedad laboral, las desigualdades, la discriminación de la mujer, la pobreza y la ausencia de cohesión social.

No queremos una sociedad en la que los avances tecnológicos y digitales se utilicen para aumentar el número de personas sin empleo, para reducir la calidad del empleo, rebajar los salarios, empeorar las condiciones de trabajo y cercenar los derechos fundamentales de los trabajadores.

EL FUTURO DEL TRABAJO QUE SÍ QUEREMOS

Queremos una sociedad que no obstaculice el progreso digital ni el avance de las tecnologías,sino que lo favorezca, pero dirigiendo y orientando este progreso al servicio y en beneficio de los ciudadanos.

Una sociedad en la que los derechos sociales fundamentales tengan prioridad sobre las libertades económicas y en la que que los beneficios derivados del desarrollo digital o tecnológico revierta en el conjunto de la sociedad.

Lo que significa, que los sistemas fiscales y el sistema de financiación de la Seguridad Social se tendrán que adaptar a la realidad de las empresas y a la situación del mercado de trabajo, para garantizar los ingresos necesarios que permitan mantener un modelo social basado en el bienestar de los ciudadanos.

UGT propone un impuesto finalista sobre la máquina que sustituye a la persona. Así que aquellas empresas cuyos procesos de automatización supongan un porcentaje elevado de la fuerza de trabajo tendrán que contribuir en mayor medida a los ingresos públicos, porque la riqueza debe ser distribuida de forma justa y conforme a la “realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas”. Sé que esta idea del robot que cotiza, expresada así, puede parecer fatua, pero que encierra un pensamiento y un conjunto de acciones que mi organización cree son imprescindibles: como imprescindible será el reparto del trabajo, la reducción de la jornada, el reparto justo de la riqueza. Porque si queremos que el futuro sea, tendrá que ser sostenible.

Queremos una sociedad en la que el pleno empleo, el trabajo decente, la eliminación de la pobreza y la desigualdad, sean los objetivos principales de las políticas económicas y sociales que deben guiar la labor de la OIT en su segundo siglo de existencia

Este es el futuro del trabajo que queremos. Un futuro del trabajo que permita tener en una sociedad más inclusiva y justa que no deje a ninguna persona atrás.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,497 Suscriptores

Más temas ...

No matar al mensajero

Un periodista debe buscar la información allí donde sea necesario y muchos de los mejores ejemplos del periodismo de investigación

Leer +
Share