En el Blog

El acuerdo de la Reforma Laboral se tiene que aprobar

No puedo entender de forma alguna como ninguna fuerza política puede negarse a dar el sí a una reforma sobre la base de lo que no contiene y sin valorar en si mismos los beneficios que aporta.

Iniciamos esta semana, en concreto el día 25, una campaña a favor de la reforma laboral pactada en diciembre del 2021. He insistido en numerosas ocasiones, con ejemplos concretos en los que se muestra las perdidas salariales que tendrían un importante volumen de personas trabajadoras de este país de no aprobarse la reforma en el Congreso, en las negativas consecuencias para los ciudadanos y ciudadanas de España, para la confianza en el Diálogo Social, y el prestigio de los políticos, la no aprobación de la reforma laboral.

 

La recuperación del equilibrio negociador en los convenios colectivos que va a mejorar las condiciones laborales y los salarios, los cambios contundentes en la contratación temporal, con la supresión del contrato de obra o servicio determinado, la reducción del periodo de duración del contrato en prácticas, o la asignación de las empresas subcontratistas al convenio sectorial… son algunos de los logros que van a transformar nuestra realidad laboral.

 

No puedo entender de forma alguna como ninguna fuerza política puede negarse a dar el sí a una reforma sobre la base de lo que no contiene y sin valorar en si mismos los beneficios que aporta su contenido a la totalidad de la población trabajadora. Igualmente, desde el punto de vista sindical, la negativa a su aprobación no puede provenir sino de un mero cálculo de estrategia con el fin de ahondar en las diferencias y no en lo que une a la clase de trabajadora, la lucha por unas condiciones de trabajo y empleo mejores.

 

En el actual acuerdo faltan cosas, seguro. El Gobierno puso sobre la mesa los temas incluidos en el memorándum para recibir los fondos europeos para la recuperación. ¿Eso quiere decir que renunciamos a hablar de los temas que no han sido objeto de negociación, como el despido? Para nada. Una de las cosas que podrían concretar las fuerzas parlamentarías que están negociando es justamente el compromiso del Gobierno para situar una nueva mesa de forma inmediata y empezar a hablar de los temas que faltan. Ahora hacemos una recogida de frutos, que por cierto no ha sido fácil, acumulamos nuevas fuerzas en el diálogo social, y continuamos.

 

Desde UGT, vamos a recorrer todo el Estado para explicar lo que significa la reforma, los cambios profundos que comporta y el error histórico que supondría su rechazo.

(Visited 430 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,497 Suscriptores

Más temas ...

No matar al mensajero

Un periodista debe buscar la información allí donde sea necesario y muchos de los mejores ejemplos del periodismo de investigación

Leer +
Share