En el Blog

Contra la siniestralidad laboral

Urge un Plan de Choque contra la Siniestralidad Laboral que evite las muertes en el trabajo.

Los datos de siniestralidad laboral que nos están llegado del año pasado nos muestran un panorama desolador. Hasta noviembre de 2021 se produjeron 1.051.872 accidentes laborales, 527.448 de los cuales han causado la baja laboral del trabajador afectado, un aumento de un 18,7% con respecto a 2020. Además, 649 accidentes acabaron con el fallecimiento de la persona trabajadora, descendiendo esta cifra en un 0,20% respecto a los datos de noviembre del año pasado, lo que supone una muerte menos. Las principales causas de muerte en jornada laboral son los infartos y derrames cerebrales, seguido por los accidentes de tráfico (datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social). En lo que va de este año recién estrenado han fallecido 23 trabajadores. Una cifra intolerable e insoportable.

 

Estos fríos datos tienen nombre y rostro, es inasumible que cada año más de 700 personas mueran por el simple hecho de ganarse la vida. Por eso, es imprescindible elaborar un auténtico Plan de Choque contra la Siniestralidad Laboral, que aborde todos los tipos de accidentes de trabajo y todas las causas de los accidentes laborales con resultado mortal. El Plan de Choque contra la accidentabilidad mortal, elaborado recientemente por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, es un paso interesante, pero se queda corto, ya que no aborda, entre otras cuestiones, las muertes en el trabajo por las patologías no traumáticas y no se ha dotado de presupuesto para llevarlo a cabo.

 

Asimismo, es necesario prevenir e investigar la alta incidencia de los riesgos psicosociales en las empresas, ya que muchas muertes por accidente de trabajo, como los infartos y derrames cerebrales pueden tener relación con la presencia de riesgos psicosociales (como el estrés laboral). También, es esencial investigar si los accidentes de tráfico en jornada laboral pueden relacionarse con una excesiva carga de trabajo o con plazos de tiempo muy ajustados.

 

Las empresas no están impulsando la prevención real en los centros de trabajo y la Inspección de Trabajo no está funcionando todo lo bien que debería. Por eso, exigimos que se cumpla la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, se obligue a todas las empresas a prevenir los riesgos laborales y se refuerce la Inspección de Trabajo, con medios humanos y materiales, alcanzándose la ratio recomendada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 1 inspector por cada 10.000 trabajadores.

 

Evitar que esta lacra social se siga propagando debe ser prioritario: la vida de los trabajadores y las trabajadoras está en juego.

(Visited 268 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,514 Suscriptores

Más temas ...

Estrés, ansiedad y depresión: ir a trabajar con ansiolíticos

El estrés, ansiedad y depresión, la mala salud mental, no pueden continuar siendo ni estigmatizados ni ocultados en la sociedad ni esconder que, gran parte de estas afecciones, son producidas por causa laboral. Entre un 5 y un 12’5% de las personas trabajadoras van a trabajar con ansiolíticos.

Leer +
Share