En el Blog

Una gestión nefasta… para los trabajadores

Otra vez nos encontramos ante un nuevo episodio del denominado sistema financiero español. Estos días hemos visto como desaparece otro banco importante en nuestro país. Esta semana el FROB (Fondo de ¿Reestructuración? ¿Ordenada? Bancaria) intervenía el Banco Popular decretando su venta por 1€ al Banco de Santander.

Este hundimiento nos preocupa por muchos motivos, pero muy especialmente por los miles de trabajadores de la entidad.

Desde 2008 son más de 80.000 los puestos de trabajo destruidos en el sector financiero español. Nuestro país no se puede permitir la destrucción de empleo como la solución al proceso de reestructuración del sistema bancario y más aún en este caso, en el que este pasado mes de diciembre finalizó el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se llevó a cabo en el Banco Popular y que supuso la desvinculación de cerca de 2.600 empleados y dejando en plantilla a 12.000 personas. El Banco de Santander también realizó recientemente un proceso similar que llevó a dejar su puesto a cerca de 2.500 trabajadores y trabajadoras (sin olvidar los muchos procesos de “adelgazamiento” de plantillas que ya llevó a cabo de manera no traumática gracias a la acción sindical de UGT, entre otros).

Todo parece indicar que en los próximos meses Ana Botín, a la sazón “nueva dueña” del Popular, podría tomar decisiones importantes respecto a la plantilla. De hecho, Botín ha anunciado una reducción de los gastos que se sitúa en torno al 33%. Desgraciadamente, es posible que los trabajadores y trabajadoras del sector bancario vuelvan a sufrir las decisiones de unos directivos que olvidan constantemente a la sociedad.

La ineptitud de los directivos del Popular y la pasividad del Gobierno y los reguladores han sido las principales causas que nos han llevado a este punto, como ya ocurrió en nuestro pasado reciente (recordad casos de Bankia, CAM…). Tanto el Banco de España como CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) no han sido capaces de impedir los movimientos bursátiles cortoplacistas que empujaron las acciones del Popular a la baja, y siguen demostrando una falta de control de la situación.

Esos movimientos se han sumado o han sido el colofón al bucle de decisiones erráticas que en los últimos meses ha llevado a cabo una Dirección que ha acabado abandonando la nave con indemnizaciones millonarias y dejando en la estacada a 300.000 accionistas que han perdido el 100% de su inversión. Miles de afectados que deberán pedir ahora explicaciones a los gestores del banco ante los posibles errores cometidos y que han llevado a la entidad a agotar la liquidez en tan solo dos dias.

Desde UGT vemos intolerable que se use al trabajador para enmendar un problema que una vez más no es achacable a su trabajo. Los trabajadores y trabajadoras no pueden ser los que paguen los platos rotos de unos directivos que solo piensan en sus beneficios y que son premiados aunque llevan a un banco a la quiebra.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,514 Suscriptores

Más temas ...

Estrés, ansiedad y depresión: ir a trabajar con ansiolíticos

El estrés, ansiedad y depresión, la mala salud mental, no pueden continuar siendo ni estigmatizados ni ocultados en la sociedad ni esconder que, gran parte de estas afecciones, son producidas por causa laboral. Entre un 5 y un 12’5% de las personas trabajadoras van a trabajar con ansiolíticos.

Leer +
Share