En el Blog

Orgullo, admiración y tristeza

En los últimos años hemos vivido en un mundo que ha demostrado ser capaz de dejar morir a una persona tumbada en la acera, o no preocuparse por el estado de alguien que se encuentra tendido en el andén del metro. Ahora debemos lamentar la muerte de Ignacio Echevarría, asesinado este pasado domingo en Londres en otro ataque terrorista. Murió demostrando que hay seres humanos que si se preocupan por los demás. La acción de Ignacio nos debe traer a nuestras conciencias no solo la figura de una persona valiente o solidaria, sino simplemente lo que es capaz de sacrificar una persona llena de humanidad en un mundo cada vez más deshumanizado.

Joven abogado de profesión, vivía en Londres su experiencia laboral, pero también la personal. Ignacio, después de pasar la tarde con unos amigos practicando su gran pasión, el “skate”, no fue capaz de mirar para otro lado y huir al ver como los terroristas atacaban a una chica británica. Mientras el miedo se apoderaba de la gente, él se quedó y se enfrentó. Y sin quererlo, se ha convertido en un héroe. Él se vio en la obligación de actuar y de ayudar. Un acto de valentía que acabó con su vida.

Hacía él solo podemos mostrar orgullo. Hizo lo que creía que debía hacer en ese momento y demostró ser una buena persona. Admiración, por su capacidad de ayuda y sacrificio. Y tristeza, por perder a una persona que creía en el ser humano y que dio su vida por intentar salvar la de los demás.

Lamentablemente, la familia de Ignacio Echevarría ha tenido que sufrir durante cuatro días la incertidumbre. Hasta ayer, no se les comunicó la muerte de su hijo y hermano. Tuvieron que esperar y esperar, sin apenas ayuda por parte del Gobierno británico. Una situación que ninguna familia debería vivir y que el propio ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, calificó de casi inhumana por el trato de las autoridades británicas.

Desde aquí quiero mostrar mis más sinceras condolencias y las de la Unión General de Trabajadores a la familia de Ignacio Echevarría. Y quiero también reiterar la solidaridad y apoyo de UGT hacia todo el pueblo británico.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Comparte ...

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Política de Privacidad RGPD
313,514 Suscriptores

Más temas ...

Estrés, ansiedad y depresión: ir a trabajar con ansiolíticos

El estrés, ansiedad y depresión, la mala salud mental, no pueden continuar siendo ni estigmatizados ni ocultados en la sociedad ni esconder que, gran parte de estas afecciones, son producidas por causa laboral. Entre un 5 y un 12’5% de las personas trabajadoras van a trabajar con ansiolíticos.

Leer +
Share